3 personas detenidas en España en una operación internacional contra una web usada por pedófilos

La Guardia Civil ha participado en una operación internacional que ha conseguido cerrar una plataforma de videoconferencias usada por grupos de pedófilos para captar menores en Internet con fines sexuales. Han sido detenidas 31 personas y se ha identificado a 145 víctimas, la mayoría de ellas niñas de 8 a 14 años.

Las detenciones e identificaciones de menores han sido llevados a cabo en Estados Unidos, aunque en España se han identificado ocho menores de edad y han sido detenidas tres personas por participar en los hechos. Además, se ha bloqueado la plataforma que se usaba para captar a las menores.

La operación «Craven» ha tenido una nueva fase por parte de Unidad Central Central Operativa (UCO) y del FBI a través del grupo de trabajo VCACITF (Violent Crimes Against Children International Task Force). Por su parte, el grupo criminal animaba a la menor captada a emitir a través de su webcam, como un juego para poder ganarse la confianza de la menor.

Los grupos que han sido investigados usaban técnicas muy similares, teniendo un reparto de roles y una organización evidente en el mismo. Así, existían los «Hunters», que se ocupaban de rastrear a menores en las distintas redes sociales; y los «Loopers», que se encargaban de los vídeos o de contenido degradante.

Se realizó un primer registro en España en febrero de 2018 en Alicante siendo detenido un hombre que ha sido juzgado y condenado recientemente a 180 años de cárcel por un total de 38 delitos de producción y distribución de material pornográfico con menores.

Ese material permitió constatar que la persona ejercía un rol de liderazgo estableciendo las reglas para el resto de componentes, cuyo incumplimiento derivaba la expulsión.

La actividad de esta persona era la de descargar archivos pedófilos a través de las redes P2P. Poco después pasó a redes que permiten un mayor anonimato, donde consiguió material adecuado para hacerse pasar por un menor y llegar a más víctimas.

En octubre de 2018 se realizó un segundo registro en la localidad de Getafe, en Madrid, donde se detuvo a uno hombre cuando regresó en el aeropuerto de Barajas. El material encautado permitió a los agentes descubrir las identidades ficticias y las técnicas de engaño para captar a las víctimas.

Una web que se administraba desde España

Además de la plataforma que se usaba, había otra de unas características similares y cuyo uso era exclusivo para ese tipo de prácticas. Las emisiones eran capturadas de manera automática en vídeo y permitían que los usuarios accedieran a posteriori, aunque no hubiesen tomado parte en la actividad con la menor.

También se ha conocido un juego donde se solicitaba a las menores que saludase, sacasen la lengua o lanzasen un beso, recibiendo puntos por ello. Según jugaban, las acciones eran de contenido sexual, como el desnudarse o realizar comportamientos sexuales. Se han encontrado decenas de vídeos de menores.

Una de las víctimas de este último detenido en Getafe, se usaron sistemas de «phishing» para obtener datos personales y el acceso a sus cuentas en redes sociales y almacenamiento en la nube.

La página web se administraba desde España y el responsable tenía conocimiento del uso que se le estaba dando. Por ello, se han llevado a cabo dos registros domiciliarios.

Fuente: OKdiario.

Noticias relacionadas

Deja tu comentario