Vox en alerta por los resultados den las generales y la fuerza real en Madrid

Los resultados en los que ha quedado en quinto lugar, tanto en la Comunidad como en Madrid ha supuesto un duro golpe para el partido, que no se esperaba pinchar y quedar incluso por detrás de Unidas Podemos.

El partido de Santiago Abascal esperaba conseguir mucho en las elecciones generales. Pero se quedó en el esperaba. Tras la decepción de los resultados en el cuartel de Vox, llegaban los pésimos resultados en la Comunidad de Madrid, donde consideraban que era donde tenía mayor fortaleza para irrumpir en el Congreso y que les sirviera de trampolín para las elecciones del 26 de mayo.

Sin embargo, su quinto puesto, tanto en la Comunidad como en la ciudad de Madrid ha hecho que salten todas las alarmas para las elecciones autonómicas y municipales. Para ello, ha colocado como cabezas de lista a dos de sus cuatro principales dirigentes: Rocío Monasterio, presidenta del partido en Madrid, que irá para la Asamblea; y Javier OrtegaSmith, número dos de Vox, que irá para el Ayuntamiento. Esto hace pensar que esperaban jugar un papel importante en las siguientes elecciones.

Sin embargo, su fuerza real no es la que parecía. Dentro de Vox pensaban que superarían a Unidas Podemos y que competirían contra Ciudadanos por la tercera plaza. Pero la realidad es que solo han obtenido un 13,86% y 520.417 fieles.

Ha quedado a 2,3 puntos de votos del partido de Pablo Iglesias en la Comunidad, con una diferencia de 90.000 votos. Más lejos están el PP y Ciudadanos, que actualmente es la principal fuerza del centroderecha y recogen también una subida del voto de la crisis separatista en Cataluña.

Los datos son preocupantes

Los datos que Vox ha obtenido en la capital española tampoco son buenos. Vox no llega a los barrios obreros, donde sus índices de voto están muy bajos. Y es algo que deben analizar de manera global.

Motivos hay muchos: que su programa económico ultraliberal no llegue, ausencia de discurso en problemas como el desempleo o los bajos salarios, etc. Sin embargo, en los barrios más pudientes sí que aciertan, quedando descolgados de PP y Cs en lugares como el barrio de Salamanca o Chamartín.

Habrá que ver los resultados del 26-M para saber si su apoyo es algo que valga o se quedará en nada.

Fuente: ElMundo.

Noticias relacionadas

Deja tu comentario