Dos españoles pierden la vida en los atentados de Sri Lanka

Una pareja de españoles están entre las víctimas mortales de los atentados de Sri Lanka. Él trabajaba en el país para una filial gallega de congelados, y su novia estaba de visita con él.

Pontecesures está de luto. Una localidad de 3.000 habitantes del norte de la provincia de Pontevedra ha salido a los medios y no por una buena noticia. Dos residentes del pueblo están entre las víctimas mortales, un balance provisional de 310 por ahora, a causa de los atentados terroristas que tuvieron lugar el pasado domingo en Sri Lanka. También hay al menos de 500 heridos.

La pareja fallecida es Alberto Chaves Gómez, de 31 años; y su novia, María González Vicente, de 32.

Los dos se encontraban en el momento de los atentados en el hotel Kingsbury, en la capital, alojados por unos días de vacaciones, y fueron alcanzados por una de las muchas explosiciones que sacudieron la ciudad.

Alberto Chavez era natural de Rianxo pero trabajaba en Profand Vayalat en India, juna filial de Profand con sede en Vigo, que se dedica a la pesca y procesado de productos congelados. Por su parte, su novia, María, había ido a verle para pasar juntos unos días de vacaciones.

María vivía en Pontecesures, donde está su familia, pero trabajaba en Padrón, A Coruña, en la empresa Vestuarios Mayper, que se dedica a la confección de ropa de trabajo. Había viajado a Sri Lanka, a Colombo, la semana anterior.

El fallecimiento de la pareja fue comunicado por parte del alcalde de Pontecesures, Juan Manuel Vidal, que comentó lo consternado que se encontraba por una «noticia tan trágica y difícil de encajar». En cuanto al Ministerio de Exteriores, el comunicado solo confirmaba el «desgraciado fallecimiento de dos ciudadanos de nacionalidad española».

Según Vidal, las familias recibieron la noticia de fuentes diplomáticas el pasado lunes y ayudaron a la identificación de los cuerpos gracias a unos tatuajes que tenían.

El propio ayuntamiento de Pontecesures convocó un pleno extraordinario junto a la junta de portavoces para declarar tres días de luto oficial y una concentración de duelo de los vecinos.

También el ayuntamiento colabora con las familias de los dos fallecidos en los trámites necesarios con las autoridades de Sri Lanka para repatriar lo más rápido posible los cuerpos de los dos españoles.

La pareja fue víctima de las deflagraciones que se produjeron, un total de seis, en Sri Lanka a las 08:45 horas del Domingo de Resurrección Tres de esas explosiones tuvieron lugar en hoteles de lujo en Colombo, una de ellas la que afectó a los españoles María González y Alberto Chaves. También ha habido víctimas de Bélgica, Estados Unidos, China y Reino Unido.

Fuente: ElPaís.

Noticias relacionadas

Deja tu comentario