Según el BBVA Research, un impuesto a la banca reduciría el PIB

Según los economistas José Emilio Boscá, Rafael Doménech, Javier Ferri y Juan Rubio Ramírez, la creación de un nuevo impuesto sobre el sector bancario provocaría un efecto de distorsión; que a su vez, ocasionaría una caída del Producto Interno Bruto (PIB) superior a los ingresos que podría obtener el Gobierno.

“Los tres impuestos bancarios tendrían efectos negativos similares sobre la actividad económica”, así lo afirmaron los expertos. Quienes a su vez calculan que la elasticidad del PIB con respecto a los ingresos públicos después de la aplicación de un nuevo gravamen al sector es del -0,9% aproximadamente.

Además aseguran que cuanta más alta sea la tasa del impuesto, más será la reacción de los bancos en términos de repercutir parte del coste fiscal a los hogares y empresas.

Asimismo estiman que los bancos tendrían que elevar el coste de los préstamos a 15 puntos básicos aproximadamente; para obtener un aumento de los ingresos públicos equivalentes a 0,1 puntos porcentuales del PIB.

Un impuesto bancario elevaría el tipo de interés aplicado a los préstamos al aumentar el coste de capital de las entidades financieras; lo cual impactaría sobre la economía real.

Sin embargo, la idea aplicar un impuesto al sector bancario ha disminuido desde que ocurrió la crisis financiera internacional de 2007; por lo que en los últimos años se ha estudiado si es conveniente o no su creación.

La comisión europea respalda esta tributación; ya que considera que la misma contribuye al aumento de la estabilidad financiera al desalentar ciertas actividades de riesgo mayor o al recuperar las ayudas públicas a los bancos durante la crisis.

Debate sobre el impuesto

Durante los últimos meses, el debate en España sobre la aplicación del impuesto al sector bancario se ha incrementado. Incluso los partidos políticos están definiendo sus propuestas por las elecciones que se realizarán el próximo 28 de abril.

Unidas Podemos, es el impulsor del impuesto a la banca y el único que mantiene la idea de su creación de manera consistente. Para este partido, la implementación del impuesto sobre las transacciones financieras es necesaria; así como un tributo a la banca con el fin de recuperar 60.000 millones de euros.

Por su parte, el PSOE quien en un principio apoyaba la implementación de un nuevo tributo a la banco, finalmente rechazó la propuesta; aunque mantiene la idea de crear un impuesto que grave las transacciones financieras en los mercados de valores.

El PP no apoya la aplicación de un impuesto sobre las transacciones financieras y rechaza la creación de un nuevo impuesto a la banca. Además, ha pedido al partido PSOE que elimine el impuesto sobre actos jurídicos documentados que Pedro Sánchez estableció.

Ciudadanos, por su parte, está en contra de crear un nuevo impuesto para los bancos; pero determina que es necesario monitorear la actividad de los mismos o aplicar un tipo impositivo más elevado para las SICAVs, y menores comisiones para pagos con tarjetas.

Por último, el partido Vox no se ha pronunciado al respecto de forma concreta, pero si propone la eliminación de doble tributación de las pensiones públicas; algo que minimizaría el atractivo a los planes de ahorro privados del sector bancario.

Fuente: Un impuesto a la banca bajaría el PIB al trasladarse a familias y empresas, según BBVA Research

Noticias relacionadas

Deja tu comentario