Nueva eléctrica en ciernes: ACS se lanza a vender la energía que producirá su filial Zero-E

ACS ha anunciado los detalles de su apuesta para con las energías limpias y avisa de la incipiente creación de una filial de renovables que sacará al mercado en breve.

El grupo de construcción español, ACS, ha anunciado el nacimiento de Zero-E. Se trata de una compañía para la construcción y explotación de instalaciones de energías renovables. Junto a ella estará Eleia, una firma que comercialice la energía limpia que genere Zero-E.

Las dos compañías, cuyo grupo pertenece a Florentino Pérez, son dos apuestas por las renovables, más ahora en el auge que se está viviendo en el sector y la reactivación que se produce en varios países, entre los que se encuentra España, y donde los planes y proyectos de promoción de energías limpias están muy aceptados.

Zero-E estará a cargo de la división industrial Cobra, del grupo ACS, cuyo objetivo es convertirse en «referente global en el desarrollo de infraestructuras sostenibles».

Los activos renovables irán juntos

Zero-E, la nueva empresa, que todavía no se sabe si saldrá a Bolsa o no, se encargará de todos los activos renovables del grupo, canalizando una «importante cartera de proyectos», además de buscar otras oportunidades.

Así, ACS ha estimado que la nueva compañía tendrá una cartera de activos en torno a 4.500 megavatios (MW) de potencia, no solo en España sino también en el exterior, de aquí al 2022.

Por su parte, ACS también ha anunciado la constitución de Eleia, filial que entra en el negocio de la comercialización de la energía verde y que se ocupará de vender la electricidad que produzca Zero-E para «aprovechar el importante crecimiento y cuota de mercado» de la compañía.

Buscan que Eleia sea una «evolución» del sector monitorizando los activos de generación y las instalaciones de consumo para ajustar la generación a la demanda.

Las mejores energías limpias

Entre los comercializadores de energía hay un «top ten» de energías limpias, listado que el grupo prevé estar dentro en un largo plazo (de aquí al 2025).

ACS espera que la eléctrica cuente con 100.000 clientes residenciales, además de 50.000 pymes y 100 grandes cuentas, lo que se traduciría en una facturación anual de 1.200 millones de euros.

Sin embargo, este nuevo rumbo del grupo no es tan «nuevo». Ya en 2014 constituyó Saeta, una firma relacionada con las energías renovables que sacó a Bolsa con una cartera de activos de generación de energía limpia y que vendió el pasado año.

La nueva apuesta por el negocio se debe sobre todo al impulso que darán a la construcción y explotación de infraestructuras de transporte, más tras la compra de Albertis en alianza con la italiana Atlantia, el pasado año.

Fuente: OKDiario.

Noticias relacionadas

Deja tu comentario