Las previsiones del Gobierno en el Programa de Estabilidad son avaladas por la Airef

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha avalado las previsiones que ha planteado el escenario macroeconómico del Gobierno en la Actualización del Programa de Estabilidad (APE). Este se ha remitido a la Comisión Europea y se considera que el escenario macroeconómico es prudente.

Según el informe de la AIReF, las hipótesis que se plantean en el informe del Gobierno son factibles y señala que los supuestos externos están revisados ofreciendo un contexto de mayor incertidumbre sobre el crecimiento y la inflación mundiales.

También considera que la composición del escenario macroeconómico que plantea el Gobierno es algo verosímil que está supeditado al avance de la demanda interna. Sin embargo, sí que se presenta un sesgo al alza en la aportación del sector exterior frente a la demanda interna.

Esto se produce debido al consumo privado que tiene unas características determinantes a medio plazo y debe tener en cuenta medidas de impacto positivas sobre la renta disponible de los hogares.

El informe de la AIReF también indica cómo será el consumo público, algo contenido, junto con la inversión en construcción, según la evolución de los precios de la vivienda, la reactivación del crédito y la posición financiera de los hogares.

Una inversión reducida

AIReF considera que la inversión pública estipulada por el Gobierno tiene unas tasas de crecimiento reducidas e incompatibles con la reposición del capital en infraestructuras. Con esto en cuenta, así como los compromisos plurianuales existentes, ve un panorama que se basará en una recuperación gradual de los niveles de inversión, con una tasa de crecimiento un poco por encima del PIB nominal.

Finalmente, en cuanto a la contribución al sector exterior, se considera optimista en cuanto a la evolución de los mercados de exportación y el aumento de la demanda final de importaciones.

Un exterior con riesgos

La AIReF sí que da un aviso sobre el escenario macroeconómico en caso de que se materialicen varios factores latentes relacionados con el entorno exterior.

Entre ellos, ha destacado los relativos al crecimiento y comercio mundial, vinculados a la zona del euro; pero también al posible contagio en episodios de percepción de incremento del riesgo, como el caso de Italia o la salida del Reino Unido.

Todos esos riesgos se mitigarían parcialmente con los cambios en la política monetaria, sobre todo en Europa y Asia, que han relajado las condiciones financieras.

Fuente: Expansión.

Noticias relacionadas

Deja tu comentario