Desde el miércoles las llamadas entre países de la UE a 19 céntimos o menos

Hasta ahora, el precio de las conexiones domésticas era un tercio más barato de media que las de fuera de las fronteras.

La primera medida que se tomó cuando los ciudadanos estaban de viaje por países de la Unión Europea fue eliminar el recargo por llamar o navegar con el móvil desde otro país. Ahora, se ha tocado el precio de las llamadas de un país a otro de la UE. Y todo después de un año y once meses tras el fin del roaming.

La UE ha derribada una nueva barrera económica a la libre comunicación y quiere garantizar la conversación telefónica entre ciudadanos de los distintos países de la UE sin que la factura sea exorbitante. Para ello, desde el miércoles 15 de mayo, ningún operador podrá cobrar más de 19 céntimos por minuto, más IVA, en las llamadas intracomunitarias. Tampoco los mensajes de texto, que serán, como máximo, de 6 céntimos.

Según la organización de consumidores europea (BEUC), los españoles serán los que notarán mayor cambio en los bolsillos, una rebaja media del 70% frente a las tarifas actuales. Y es que se cobraba en España por el establecimiento de llamada, entre 18 y 60 céntimos. Luego, había que incluir los 36-79 céntimos por minuto de la llamada de teléfono, una cantidad muy superior que la de llamadas domésticas, aunque inferior a otros casos como Bélgica o Alemania.

Sin embargo, el descuento no parece muy bueno para los usuarios que se han acostumbrado a utilizar mensajería instantánea y aplicaciones para llamar usando datos o wifi. De hecho, solo el 17% de los españoles declaran que se animarán a llamar o enviar mensajes a otros países de la UE tras el abaratamiento.

Por otro lado, más de la mitad de los europeos tienen contratado un plan con número de minutos ilimitado o concreto para llamadas al exterior y, si bien Bruselas avisa que, en esos casos la rebaja no se les aplicará, sí que les animan a consultar si pueden eliminar ese plan para acogerse a la rebaja.

Así, una madre italiana podría llamar a su hija en Bélgica pagando como máximo 19 céntimos por minuto.

La nueva tarifa ha de ser notificada por los operadores a los clientes por SMS o correo electrónico y aplicarlas automáticamente.

La medida se hace efectiva impulsada por el Parlamento Europeo y a solo una semana y algo de las elecciones europeas. Consideran que es una plan para que la comunicación entre europeos sea más asequible y se construya una Europa más cercana a los ciudadanos.

Fuente: ElPaís.

Noticias relacionadas

Deja tu comentario